Pacífico

Ubicado dentro de la serranía del Darién, al norte del Chocó, este municipio se ha convertido en un majestuoso lugar para observar las gigantescas tortugas caná. Cada año, entre los meses de marzo y julio, más de 300 hembras ponen sus huevos en la arena de La Playona, a tan solo 20 minutos del casco urbano. Para contemplar este fenómeno se recomienda llevar ropa cómoda ya que ocurre en horas de la madrugada, entre la media noche y las cuatro de la mañana. En el mes de junio asiste al Festival de la Jagua, celebración centrada en el árbol de jagua, del que se extrae una tinta natural usada como tinte para el cabello, protector solar y pintura corporal. En esta festividad puedes disfrutar de fogatas, deportes y fiestas nocturnas en compañía de indígenas embera.

Hospitalidad y amabilidad son sinónimos de Bojayá, que se caracteriza por la calidez de sus habitantes. A lo largo de su territorio se pueden observar paisajes generosos en verdor y fuentes de agua. Visita en la ciénaga de Bellavista la isla del Amor, un lugar paradisiaco que alberga una reserva natural; luego ve a las playas de Piedra Candela y Pogue, que complementan la belleza paisajística del municipio. Con motivo de la celebración del Día de la Raza, cada 12 de octubre disfruta de las actividades deportivas, culturales y gastronómicas en el corregimiento de La Loma en donde los turistas viven la alegría que caracteriza a los lugareños.

Los destinos del Chocó te están esperando

Experiencias de aventura y naturaleza que no debes dejar pasar

Este departamento alberga una majestuosa selva tropical rodeada de mar. Se encuentra ubicado al noroeste del país, razón por la que posee el privilegio de tener playas sobre los océanos Atlántico y Pacífico. Chocó es el hogar de gran variedad de especies endémicas porque posee zonas de reserva natural que se conservan en óptimas condiciones. Admira el maravilloso espectáculo anual de la llegada de ballenas y tortugas marinas a sus playas, que atrae a los habitantes y los turistas para presenciar el comienzo de un nuevo ciclo de vida natural.

DATOS ÚTILES Y DIRECTORIO DE SERVICIOS

Distancia estimada de recorrido terrestre

Tadó: 66 kilómetros
El Carmen del Atrato: 85 kilómetros
Nóvita: 104 kilómetros
Nuquí: 184 kilómetros

 

Hoteles

Hotel Nautilos Triganá (Acandí)
Bahía Triganá
320 7768968
www.gruponautilos.com/trigana

Bahía Lodge (Capurganá)
Playa Agucate
314 8122727
www.bahia-lodge.com

Posada del Gecko (Capurganá)
Cl. 1, brr. Las Palmas
313 750 4284, 312 792 8151
www.posadadelgecko.com


Mapara Crab Lodge (Bahía Solano)
Playa Paridera
314 700 4824, 320 696 8088
www.maparacrab.com

El Almejal Ecolodge (Bahía Solano)
Playa El Almejal
(4) 412 5050, 320 6746023
www.almejal.com.co

Hotel Boutique Jaibaná (Nuquí)
Playa Guachalito
(4) 614 6008, 314 8828579
www.hoteljaibananuqui.com

¿Qué visitar en el CHOCÓ? 

Destinos maravillosos esperan por ti

Capurganá

Situado en el Caribe colombiano, es el lugar ideal para disfrutar de un agradable descanso…

Tutunendo

Con el clima cálido y húmedo propio de la región chocoana, este corregimiento es un…

Quibdó

A orillas del caudaloso río Atrato, la capital chocoana se caracteriza por su gran riqueza…

Su territorio, que se distribuye en área continental y otra insular, permite entrar en contacto con paisajes en los que la exuberante naturaleza del Pacífico se aprecia en todo su esplendor. La actividad del puerto de Buenaventura ha convertido esta población en uno de los mayores corredores comerciales del país, mientras que el muelle turístico, por su parte, conecta la zona continental con maravillosos parajes como Juanchaco y Ladrilleros, a los que podrá arribar tras algunos minutos de navegación en pequeñas embarcaciones. Disfruta en sus playas del atardecer y la brisa del mar, la oferta gastronómica y los ritmos típicos del Pacífico, patrimonio cultural de la comunidad afrodescendiente, que ha habitado tradicionalmente este lugar.

¿Qué visitar?

La riqueza natural es maravillosa en la zona rural de Buenaventura, en el camino que comunica la ciudad con la capital del Valle del Cauca. En el corregimiento de Córdoba encontrarás la Reserva Natural San Cipriano, donde podrás realizar actividades ecoturísticas y degustar recetas autóctonas, preparadas por los locales.

Los manglares, por su parte, constituyen otro de los grandes atractivos que podrás apreciar durante tu paso por los cuerpos de agua. El bello entorno que caracteriza los pasos de agua calma que discurren entre los mangles y las piscinas que estos crean, son espacios propicios para avistar la fauna de estos ecosistemas. Entre los más destacados encontrarás los manglares Esteros, Dulce Amor y de Morgan, a los que se accede desde Magüipi, cerca de la playa San Pedro.

Las playas son una excelente opción para quienes buscan descansar y departir, mientras disfrutan del sonido del mar. Algunas están en los sectores de Bocana y Piangüita, a unos treinta minutos en lancha desde el muelle, mientras que las de Chucheros, Juanchaco y Ladrilleros distan aproximadamente una hora de este. En estas playas encontrarás música, oferta gastronómica a base de frutos del mar y la posibilidad de practicar deportes acuáticos, además de piscinas naturales creadas por la cascada Las Sierpes en el área selvática de Juanchaco y la cascada Chuchero, de 10 m de altura, en la playa del mismo nombre.

No olvides visitar el PNN Uramba Bahía Málaga, donde, además de recorrer áreas selváticas, manglares y navegar en territorio marítimo, tendrás la oportunidad de avistar ballenas jorobadas en el segundo semestre del año, mientras estas realizan su recorrido en dirección al norte hasta llegar a las costas chocoanas, en busca de aguas cálidas para su proceso de apareamiento y cría.

Este bello municipio caucano está a orillas del océano Pacífico y del río Guapi. Aquí encontrarás gente fiestera y alegre, que prepara los mejores platos típicos del Pacífico, como el sudado de camarón, el pescado frito y el cangrejo en salsa. En su tierra nació la marimba de chonta, instrumento musical folclórico heredado de África occidental y declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en el 2010. El Piano de la Selva, como se le llama popularmente, es el centro de las festivas celebraciones de Guapi, en las que se baila a ritmo de currulao, torbellino, patacoré y bunde.

¿Qué visitar?
No te pierdas la oportunidad de visitar este municipio durante las fiestas patronales de la Inmaculada Concepción, a comienzos de diciembre, cuando se celebran las tradicionales balsadas, en las que se realiza una exhibición de embarcaciones iluminadas y decoradas con elementos religiosos, mientras se entonan cantos de fe o arrullos.

Además de su milenaria tradición musical, Guapi es un destino ecoturístico por excelencia, pues su territorio cuenta con gran variedad de atractivos naturales que invitan a realizar recorridos entre sus manglares, cascadas, puntos de pesca, hermosas islas y parques naturales.

Guapi te espera para que visites la isla Gorgona, donde puedes bucear, observar ballenas (entre agosto y octubre) o conocer las viejas instalaciones de la prisión de alta seguridad que se construyó en 1970.

De vuelta en Guapi, las playas del Medio y Blanca son propicias para acampar sobre sus arenas de color gris, mientras que en los cerros Guapi y Napi podrás realizar montañismo y avistamiento de aves.

Por último recuerda visitar los mercados de artesanías, que ofrecen productos típicos, como cestos elaborados en paja tejera por la comunidad indígena Canaán, conformada por miembros del pueblo indígena eperaara siapidaara, que habita en las afueras de Guapi.

Adicionalmente, a solo 15 minutos del municipio, podrás visitar el mar, la selva y las comunidades afrodescendientes que hacen parte del municipio de Timbiquí, en el occidente del departamento del Cauca, reconocido por los músicos y compositores que han nacido allí, entre ellos los integrantes del grupo musical Herencia de Timbiquí, quienes se han encargado de revivir los sonidos del Pacífico Colombiano.

Allí podrás disfrutar de las ricas aguas cristalinas del río Timbiquí, rodeado por majestuosos paisajes naturales de intensos colores verdes, y del río Saija, que ofrece hermosas playas y una temperatura promedio de 28 °C. En la Reserva Natural Ranita Terribilis, ubicada en la zona urbana de Timbiquí, conocerás la rana dorada venenosa, especie endémica de la costa Pacífica.

Este destino es ideal para observar aves debido a que allí se sitúa la Reserva Natural de Aves Las Tángaras de Proaves, que protege dos especies endémicas: la tángara de Tatamá y la tángara aurinegra, además de una gran variedad de aves y mariposas. La belleza de sus paisajes se puede contemplar en la cascada La Pola, una imponente caída de agua natural rodeada de exuberante vegetación, ideal para bañarse y respirar aire fresco en medio de la naturaleza.

Con gran riqueza hídrica y en medio de la majestuosa selva, este municipio de playas solitarias es ideal para el descanso y para avistar ballenas jorobadas. Es tradicional verlas en el festival de la migración, cuando llegan para aparearse y dar a luz a sus crías. No dejes de contemplar las playas del Valle y bañarte en sus aguas; si prefieres practicar surf, visita las playas Terquito y Terco. Si continúas la ruta, luego de hacer una caminata de aproximadamente dos horas desde Guachalito, llegarás al corregimiento de Termales, un sitio maravilloso con aguas calientes azules y cristalinas, que tienen propiedades medicinales para la piel. También puedes realizar pesca deportiva y dar un paseo en canoa en los ríos Coquí y Joví.

También conocido como la Perla del Pacífico, este bello municipio del departamento de Nariño está en el extremo suroccidental del país, a orillas del océano Pacífico, al que lo unen manglares o playas paradisiacas, rodeadas de naturaleza, ideales para los viajeros que buscan un destino ecoturístico exuberante. En Tumaco te esperan hermosos ejemplares de fauna, como el oso hormiguero y el cangrejo azul, pero, sobre todo, su gente para compartir sus costumbres, danzas y músicas diversas, indígenas y afro, que llevan a la marimba de chonta a expresarse de forma única en el país. No te pierdas el Carnaval del Fuego, en febrero, en el que podrás vivir de cerca la riqueza de la cultura inmaterial de este encantador municipio.

¿Qué visitar?
En la playa El Morro, con una montaña rocosa que nace en el agua y permite tener una vista panorámica del paisaje, podrás disfrutar de una excelente oferta natural y hotelera. Aquí se destacan las playas de Bocagrande, escenario ideal para practicar deportes náuticos, avistar aves y observar el selecto espectáculo de las ballenas jorobadas entre julio y agosto. Además, en las islas El Quesillo y El Viudo tendrás la posibilidad de degustar exquisitos platos típicos, como el sancocho de pescado y el ceviche de camarón o piangua.

Si deseas conocer otros paisajes marítimos, realizando un recorrido por los manglares, toma una embarcación hasta la isla de Bocagrande. Allí encontrarás una playa de palmeras, arenas plateadas y aguas cristalinas. La belleza de este lugar inspiró al compositor Faustino Arias, quien compuso en su homenaje la canción Noches de Bocagrande. En la zona urbana visita el parque Colón, en el que una réplica de la estatua de la Libertad alza su antorcha; el muelle turístico, donde encontrarás gran oferta comercial y las embarcaciones que transportan a los viajeros por todo el Pacífico, así como el Polideportivo San Judas, en el que podrás realizar actividades deportivas, bien sea en las canchas de baloncesto o en las de fútbol.

Pasa también por la Casa de la Cultura, que alberga valiosas cerámicas, como la figura de mujer con una vasija y un niño en brazos. Allí se realizan eventos como el Encuentro de Tradición Oral Benildo Castillo, Cine al Barrio, el Festival del Currulao y la Marimba y el Carnaval del Fuego. Este último es uno de los más representativos de la cultura afrodescendiente, debido a que se creó con el fin de revivir la música ancestral: los cantos acompañados por bombos y cununos, los bailes típicos de la región como el mapalé y el currulao, hacen vibrar a los participantes; sin olvidar la marimba, la gran protagonista de esta festividad, que une su canto al sonido de las olas del mar, creando una atmósfera inolvidable.

En el norte del Pacífico colombiano, este municipio está rodeado de hermosa naturaleza que hace posible la práctica de ecoturismo, su principal fuente económica, sumada a la pesca artesanal. Realiza actividades como el buceo recreativo y el avistamiento de aves y ranas.

Conoce imponentes cascadas como Nabuga, El Tigre y El Chocolatal o sigue el ejemplo de muchos turistas que tienen como una de sus actividades preferidas ir a la playa para avistar las ballenas jorobadas, que llegan del hemisferio sur, entre julio y octubre. Además, puedes caminar por la selva en compañía de guías especializados de la zona y apreciar hermosos árboles gigantescos, valles y pequeñas montañas por senderos que te llevarán a la playa de los Senderos y Becerra.