Caribe

El triunfo del pueblo cartagenero, el 11 de noviembre de 1811, frente a las tropas realistas de la corona española, se celebra con comparsas, desfiles, muestras culturales y los populares banditos, en los barrios más emblemáticos de la ciudad. Aquí la gente se congrega para divertirse al son de vallenatos y demás ritmos caribeños, en guerras de harina, maicena, azulín y fuegos pirotécnicos.

Es la oportunidad ideal para degustar una porción de posta negra, fiel representación de la mezcla entre los sabores europeos y africanos en territorio colombiano, fruto de la conquista. Esta preparación con punta de anca debe su característico color a la grasa que se sofríe junto a la carne, aportándole todo el sabor y textura que la hacen fiel compañera de esta conmemoración, donde la ciudad se viste de fiesta con eventos que se toman las calles y se viven con intensidad, creando un ambiente sin igual.

El evento de la luna verde, congrega a propios y visitantes en torno a las presentaciones musicales de artistas del Caribe, de talla nacional e internacional.

En la programación se ha destinado un día denominado Green Moon Gastronómico, donde se hace un reconocimiento a sus preparaciones autóctonas, motivo por el cual es posible consentir al paladar con una porción de rondón. Esta sopa, exponente por excelencia del sazón isleño, reúne los más representativos ingredientes de la gastronomía sanandresana, como la yuca, el plátano, la leche de coco y el pescado o el cangrejo, acompañados de colitas de cerdo.

Es un colorido carnaval donde suena bullerengue, mapalé, chandé y otros ritmos autóctonos, heredados de la cultura africana. Durante la celebración se realizan desfiles con grupos de baile, donde se representan las danzas que hacía la comunidad negra, como burla a los españoles que los mantenían esclavizados.

En esta oportunidad, podrá conocer las raíces del folclore y la cocina atlanticense al probar el arroz de lisa, un plato hecho con la carne y sustancia de este pez de mar, que se acompaña de yuca y queso costeño.

Vivir la experiencia de este festival le permitirá conocer las raíces del folclore y la cocina atlanticense, junto a los ritmos y demás expresiones culturales presentes en el municipio.

La capital del Magdalena se engalana para recibir esta festividad en la que se realizan actividades de pesca, exhibiciones y pruebas de deportes náuticos, además de la elección de las llamadas Capitanas Populares; jóvenes que se destacan por sus destrezas para la práctica de kayak y natación. Si visita la ciudad, no deje de probar cayeye, una deliciosa mezcla de banano verde, que se prepara con queso costeño y mantequilla en forma de puré.

Dentro de las atracciones en la programación se encuentra el Festival de Comida Samaria, un espacio ideal para degustar este plato, fruto de esta región tradicionalmente bananera. Disfrute esta típica preparación samaria mientras goza en conciertos y desfiles, que tienen como escenario el sonido y la brisa del mar.

Su nombre es un tributo al cantautor Guillermo Buitrago, quien puso a sonar la música vallenata en acordes de guitarra. Allí se reúnen intérpretes de todo el territorio nacional, que compiten bajo las modalidades de canción inédita y Tríos en las categorías infantil, profesional y veterano.

En la tradición costeña, siempre hay espacio para la gastronomía, por lo que el aroma de la mojarra frita invita a los asistentes a quedarse en esta mágica tierra, disfrutando del legado musical en la cultura cienaguera, que se manifiesta en las presentaciones artísticas y concursos programados para el disfrute de propios y visitantes.

Los festejos emprendidos por esta comunidad, buscan preservar la cultura y tradición del pueblo wayúu en el municipio de Uribia, considerado Capital Indígena de Colombia. Dentro del festival se llevan a cabo diferentes actividades que resaltan las costumbres de la Alta Guajira como juegos autóctonos, desfiles y la muestra artesanal, folclórica y  gastronómica, donde podrá encontrar comidas típicas como el friche.

Esta preparación, a base de carne de chivo asado y frito, es una de las más representativas de la celebración. Con la degustación de este plato, preferiblemente hecho sobre leña, usted podrá adentrarse en la gama de sabores y saberes de las recetas culinarias y los conocimientos ancestrales de esta comunidad indígena.

Durante cuatro días, las muestras artísticas se toman las calles de Lorica como exhibición de la riqueza cultural del municipio, donde converge la herencia de las comunidades afro, indígenas, blancos y descendientes de los migrantes árabes que arribaron al territorio. Por ello, sentirá la danza de olores y sabores fruto de preparaciones como el sancocho de bocachico, representativo de la gastronomía costeña, y platos adaptados de la cocina árabe como el quibbe o los buñuelos de lentejas.

Asistir a este festival, es la excusa perfecta para probar estos deliciosos platos en el mercado público El Ranchón, construido en 1920 y ubicado en el centro histórico de Santa Cruz de Lorica.

En el año 2015, la música vallenata fue incluida en la lista de Patrimonios Culturales Inmateriales de la Humanidad, por la Unesco. Este es el festival de vallenato más importante de todo el país y uno de los eventos con más asistencia de toda Colombia. Con el ritmo del acordeón, la guacharaca y la caja, se realizan anualmente los cuatro concursos de esta fiesta donde se corona al rey Vallenato Profesional, así como las categorías Aficionado, Juvenil e Infantil, de la Canción Inédita, de la Piquería y de las Piloneras. Eventos acompañados de parrandas que se desarrollan simultáneamente en varios puntos de la ciudad.

En estos escenarios, hace presencia el viudo de pescado, como plato de la gastronomía local, cocinado con plátano, yuca y se acompaña de su propio caldo en otro plato. El viudo es imprescindible en esta importante festividad, ya que tradicionalmente ha estado presente en las celebraciones del hombre vallenato, que canta y goza al ritmo de la música. Entre el sazón de un buen pescado y las notas del acordeón, podrá sentir cómo se elevan los cuatro aires del vallenato: merengue, son, paseo y puya. PW: www.festivalvallenato.com

El evento es un homenaje a la música vallenata, en una de los territorios donde más se escucha este ritmo. Sus más talentosos intérpretes son premiados en las categorías de mejor cantante, mejor acordeonero, mejor agrupación y mejor canción inédita; también se le da visibilidad a los nuevos talentos en el concurso de Francisco el Hombre Juvenil.

Asistiendo a esta fiesta, usted tendrá la oportunidad de pedir un buen plato de arroz de camarón seco, una de las preparaciones más representativas de la gastronomía local, debido a la abundante presencia de estos crustáceos en las costas de La Guajira. Deléitese con este platillo cargado de todo el sabor de este fruto del mar. www.festivalfranciscoelhombre.com

Las fiestas de la Arenosa, reconocidas por la UNESCO como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad, congregan a propios y visitantes en torno a icónicas celebraciones como la Batalla de Flores, la Gran parada y Festival de Orquestas y Acordeones, que al son de diversos ritmos, celebran la cultura currambera.

En estos festejos podrá probar la tradicional butifarra, mientras recorre la ciudad entre marimondas, monocucos, negritas puloy y demás asistentes, que en el último día de carnaval, le dirán adiós a Joselito, con una alegre parranda. Este embutido, hecho con carne molida de res o cerdo y condimentado con especias, se puede adquirir fácilmente en las calles y es un perfecto acompañante para gozar los diferentes eventos como la Parada de Comparsas y el Festival de Comedias, presididos por el rey Momo y la reina del Carnaval. www.carnavaldebarranquilla.org