Puente del Humilladero

Su nombre se debe a que los antiguos comerciantes que traían mercancía para vender en el centro de la ciudad debían ascender una empinada y dificultosa cuesta, imposible de escalar sin inclinarse, que se reemplazó con este puente de estilo romano. Construido en ladrillo y calicanto, su estructura de doce arcos de medio punto ha demostrado ser más fuerte que los terremotos que han asolado a Popayán. Durante mucho tiempo, este puente sirvió como vía de acceso a la ciudad. Hoy, ya lejos de la época en que los ejércitos libertadores lo usaron durante la lucha de la Independencia, funciona como puente peatonal. Dir Cr. 6 entre cls. 1 y 2A.