Carmen de Atrato

Este destino es ideal para observar aves debido a que allí se sitúa la Reserva Natural de Aves Las Tángaras de Proaves, que protege dos especies endémicas: la tángara de Tatamá y la tángara aurinegra, además de una gran variedad de aves y mariposas. La belleza de sus paisajes se puede contemplar en la cascada La Pola, una imponente caída de agua natural rodeada de exuberante vegetación, ideal para bañarse y respirar aire fresco en medio de la naturaleza.