Laguna de Hunzahúa o Pozo de Donato

Es un lugar sagrado para los chibchas pues, según cuenta la leyenda, surgió como consecuencia del amor entre Hunzahúa, primer zaque de Tunja, y su hermana Noncetá, cuando la madre de ambos, irritada por el incesto prohibido, quiso castigar a su hija con el palo que estaba usando para revolver la chicha. El golpe no cayó en Noncetá sino en la olla de barro, que se rompió, y la chicha, al caer al suelo, se tornó en agua y luego en el pozo circular de aguas frías y tan profundas que, se dice no tiene fondo. A su alrededor encontrarás senderos peatonales donde puedes realizar recorridos en medio de la vegetación natural y admirar los vestigios de un templo solar. Dir. Av. Norte con cl. 42