Paya

A aproximadamente 200 km de la ciudad de Tunja se encuentra este municipio, que además integra la provincia de La Libertad, nombre apropiado teniendo en cuenta que fue punto de tránsito para las tropas de Bolívar y el escenario en el cual el 27 de junio de 1819, el coronel Antonio Arredondo, a cargo de 600 hombres, respondió a la avanzada española e hizo posible disponer el camino para emprender la marcha hacia el páramo de Pisba. A este episodio, que además constituyó la primera victoria para los republicanos, se le conoce como la batalla de las Termópilas de Paya.

Hoy en día se conserva la iglesia del corregimiento de Morcote, en estilo colonial; así como el fuerte de San Genes, conocido también como las Termópilas de Paya, una construcción en forma de estrella de 8 puntas que data de 1630 y donde los jesuitas evangelizaban. En aquella zona se adelantó la disputa de ambos ejércitos. De hecho, la novena estrofa del Himno Nacional hace referencia a este acontecimiento y el lugar será reconocido como Bien de Interés Cultural de la Nación. 

Personaje Emblemático:
– Simona Amaya:

Payera de nacimiento, Simona Amaya guardaba en su pecho el deseo de unirse al ejército libertador, aún sabiendo que este no aceptaba que las mujeres participaran en batalla. Después del enfrentamiento del 27 de junio de 1819, en el que vio correr la sangre de sus coterráneos, decidió recoger su cabello y ocultar su identidad usando un traje militar. Siendo así, acompañó la ruta que llevó a las tropas hacia el páramo de Pisba y posteriormente a las poblaciones de Socotá, Socha y Gámeza, entre otras. El fin de su vida llegó en la batalla del Pantano de Vargas el 25 de julio de 1819, donde luchando hombro a hombro con los demás soldados, fue herida en combate y al morir fruto de las heridas recibidas, se descubrió que era realmente una mujer.

Más por conocer en Colombia

Lugares donde podrás realizar turismo de aventura y naturaleza