Chorro de Quevedo

Plazoleta de esparcimiento altamente concurrida por miles de ciudadanos, universitarios y turistas debido a su ambiente bohemio. Ubicado en el barrio más antiguo de la ciudad, La Candelaria, el Chorro es un escenario para artistas callejeros, con obras de cuentería y teatro, y para la venta de artesanías. Está rodeado por restaurantes, y muchos de sus visitantes persiguen lo más típico del lugar, la famosa chicha de colores, que causa sensación en la calle del embudo.