Fuerte de San José

Fue construido a principios del siglo XVIII, entre las islas de Barú y Tierrabomba, para controlar la navegación que se realizaba en el canal de Bocachica y así evitar el avance de posibles ataques a la ciudad. Esta fortificación, que integraba con el fuerte de San Fernando el complejo de defensa de Cartagena, se conserva como recuerdo del sistema de murallas, baterías, bóvedas y cañones que se erigieron para guarnecer las tropas que defendían la ciudad, después del asalto comandado por el almirante inglés, Edward Vernon, que destruyó en 1741 la locación inicial.