Cabeza de Morgan

Ubicada en Santa Catalina, se trata de una forma rocosa de arrecife que según la cultura popular recuerda la cabeza del pirata Henry Morgan, de quien se dice escondía sus tesoros en la isla durante el siglo XVII. Para llegar hasta allí es necesario realizar una caminata por un sendero que pasa por una pequeña playa de agua cristalina, donde es posible hacer snorkel. Es ideal llevar ropa para tomar un refrescante baño y calzado cómodo para facilitar la caminata.