Aranzazu

Es conocido como el Faro del Norte por ser un pueblo con tradiciones religiosas. Visita el museo de Arte Religioso, que alberga bustos elaborados en arte quiteño, y el santuario del Señor de la Buena Esperanza, un significativo lugar de peregrinación situado a 12 kilómetros del casco urbano. Date una vuelta por Aranzazu en las Fiestas de la Cabuya, una celebración que se realiza cada dos años en homenaje al cultivo del fique, del que se obtiene el material del mismo nombre empleado para elaborar objetos artesanales característicos de la región como pelucas, mochilas y sombreros que bien vale la pena apreciar.