Cavernas de Licamancha

Durante miles de años, el contacto constante de las rocas con cursos subterráneos de agua las erosionó y creó cavidades internas en ellas, con diversas formas ideales para la práctica de la espeleología. Las cuevas están al norte de Mocoa, en donde hay una corriente de agua que desemboca en el río Caquetá. Al explorarlas, se pueden observar estalagmitas y vestigios paleontológicos que están allí desde hace millones de años, además de pequeñas cascadas muy atractivas para los turistas. En el recorrido, que dura aproximadamente 2 horas caminando, es posible encontrar variedad de insectos, peces y murciélagos, pero si lo prefieres, puedes desplazarte dentro de las cavernas en una embarcación artesanal a motor, que está disponible para los visitantes.

Más por conocer en Colombia

Lugares donde podrás realizar turismo de aventura y naturaleza