Valledupar

En el año 2015, la música vallenata fue incluida en la lista de Patrimonios Culturales Inmateriales de la Humanidad, por la Unesco. Este es el festival de vallenato más importante de todo el país y uno de los eventos con más asistencia de toda Colombia. Con el ritmo del acordeón, la guacharaca y la caja, se realizan anualmente los cuatro concursos de esta fiesta donde se corona al rey Vallenato Profesional, así como las categorías Aficionado, Juvenil e Infantil, de la Canción Inédita, de la Piquería y de las Piloneras. Eventos acompañados de parrandas que se desarrollan simultáneamente en varios puntos de la ciudad.

En estos escenarios, hace presencia el viudo de pescado, como plato de la gastronomía local, cocinado con plátano, yuca y se acompaña de su propio caldo en otro plato. El viudo es imprescindible en esta importante festividad, ya que tradicionalmente ha estado presente en las celebraciones del hombre vallenato, que canta y goza al ritmo de la música. Entre el sazón de un buen pescado y las notas del acordeón, podrá sentir cómo se elevan los cuatro aires del vallenato: merengue, son, paseo y puya. PW: www.festivalvallenato.com

Valledupar se caracteriza por sus legendarios compositores y músicos de tradición folclórica, que han transmitido sus conocimientos de generación en generación. Para mantener viva esta tradición se han creado en la ciudad varias escuelas de música entre las que destaca la Escuela de Música Vallenata Andrés “El Turco” Gil, en donde se desarrolló un programa de estudios basado en los cuatro aires de la música vallenata. Allí nació la famosa agrupación de los Niños Vallenatos del Turco Gil, que han hecho giras musicales por todo el mundo, incluyendo la Casa Blanca de Estados Unidos.

Ubicados en las principales glorietas de la ciudad, estas imagenes representan a personajes y elementos característicos de la cultura vallenata. Es el caso de Los Poporos, que alude al legado indígena; la tradicional figura de La Pilonera Mayor, que rinde homenaje a La Cacica (Consuelo Araujo Noguera), o Mi Pedazo de Acordeón, inspirado en la canción de Alejo Durán del mismo nombre. Otras esculturas sobresalientes son La Revolución en Marcha, Los Músicos, La Sirena de Hurtado, El Cacique Upar, Los Gallos y María Mulata.

Para conocer de cerca el Centro Histórico de Valledupar es necesario caminar sus antiguos callejones, algunos de los cuales conservan solariegas construcciones de bahareque en donde han vivido importantes personalidades de la ciudad. Los más importantes son los de la Purrututú, Mahoma y Pedro Antonio.

Para descansar del calor de la ciudad y adentrarte en la cultura del Cesar, se recomienda realizar una ruta por los alrededores de Valledupar. Saliendo de la ciudad hacia el norte se encuentra el balneario del río Badillo, parada obligada para refrescarte antes de continuar hacia el corregimiento de Patillal, famoso por el parque de las Monedas, en donde se rinde homenaje a los compositores allí nacidos. Más adelante se encuentra el balneario La Mina, único por sus llamativas rocas gigantes que inspiraron a Gabriel García Márquez. Finalizan el recorrido los corregimientos de Atánquez y Chemesquemena, en donde se respira la tradición indígena de la etnia kankuama.

Este inmenso parque de 23 hectáreas es un pulmón verde para la ciudad y además es sede del Festival de la Leyenda Vallenata, festividad folclórica nacional que lleva más de medio siglo promoviendo el vallenato, género musical declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. En sus instalaciones se encuentra la concha acústica conocida como la Cachucha Bacana, moderna estructura en donde se realizan los conciertos más importantes del festival (en la mítica tarima Compae Chipuco). En el parque también se encuentran las oficinas de la Fundación del Festival de la Leyenda Vallenata. Dirección Av. Hurtado con cr. 12 teléfono (5) 573 8333 PW www.festivalvallenato.com

Este malecón está en el casco urbano de la ciudad, a orillas del famoso río Guatapurí, conocido como el Rey del Valle por el famoso vallenato así titulado del compositor Nicolás Maestre. Las aguas de este río se caracterizan por su limpieza y frescura, pues provienen de la laguna Curigua, en la Sierra Nevada y no han sido amenazadas por aguas residuales ni por actividades mineras. Los locales lo visitan diariamente para refrescarse y comerse un delicioso plato típico como sancocho de gallina, mojarra o bocachico, en los distintos restaurantes situados en los alrededores. El monumento de la Sirena de Hurtado, ícono que caracteriza a este lugar, alude al mito de una mujer convertida en sirena, por desobedecer a sus padres y bañarse en las aguas del río un jueves santo. Dirección Salida de Valledupar, rumbo a San Juan del Cesar.

Este encantador museo fue creado por el compositor, músico y melómano Beto Murgas, en su propia casa, con la intención de preservar el patrimonio inmaterial asociado al folclor vallenato. Allí tendrás la oportunidad de hacer un recorrido por la evolución técnica del acordeón, la caja y la guacharaca y de comprender su relación con la música tradicional indígena. Además podrás apreciar una invaluable colección de acordeones, los retratos de afamados músicos y las más clásicas producciones discográficas de este género musical. Lo más importante en el recorrido es sin duda la guía del mismo Beto Murgas, quien transmite todo su conocimiento y pasión por este importante legado cultural. Dirección Cr. 17 # 9A-18 teléfono (5) 573 7376 celular 300 836 8877, 300 498 1975 Pw www.museodelacordeon.com horario Lu.-sá.: 9 a.m. a 12 m. y 2 p.m. a 6 p.m.

Se trata del corazón de Valledupar, pues a su alrededor comenzó la urbanización de la ciudad y su tarima Francisco El Hombre vio nacer el emblemático Festival de la Leyenda Vallenata. A su alrededor se encuentran la iglesia de la Inmaculada Concepción, antiguas casonas coloniales e importantes instituciones de la ciudad. Además hay algunos restaurantes, bares y locales comerciales, entre ellos el mítico restaurante Compae Chipuco, en donde además de comer un plato tradicional se pueden adquirir artesanías de la región. Dirección Ente crs. 5 y 6 y cls. 15 y 16.

La artesanía es uno de los principales legados indígenas que ha heredado la cultura del Cesar, pues no se trata solamente de que esta refleje una habilidad manual o tenga un diseño original, sino que plasma la cosmovisión de sus creadores. Es el caso de las mochilas arhuacas, en las que se representan conceptos a través de una geometría sagrada. Objetos únicos, tejidos a mano, pueden conseguirse en este centro artesanal: coloridas mochilas, zapatos, vestidos, accesorios y souvenirs. En un costado de este centro se puede apreciar el trabajo de pintores de la región, quienes en sus coloridas obras reflejan los principales íconos de la cultura vallenata, como el acordeón, el árbol de Puy o el río Guatapurí. Dirección Cr. 7 entre cls. 15 y 16.