Isla de Providencia y Santa Catalina

Más conocida por su nombre en inglés Fort Beach, esta pequeña playa es considerada una de las más lindas del país. Se encuentra ubicada en el camino hacia la Cabeza de Morgan, y es uno de los puntos de acceso hacia una zona del mar propicia para hacer snorkel, pues el agua es cristalina. No suele ser muy concurrida por los visitantes y es un punto estratégico para observar fauna marina. Para realizar esta actividad, recuerda utilizar calzado especial.

En la playa de Fort Beach, en Santa Catalina, se hallan estas antiguas ruinas de un fuerte militar, que en su origen se denominaron Fort Warwick y fueron construidas para proteger la isla de invasores ejércitos enemigos. El corsario francés Luis Aury, quien gobernó la isla de Providencia entre 1818 y 1821, ocupó el fuerte durante su mandato. Las ruinas fueron declaradas además, Bien de Interés Cultural de la Nación en 1998.

Fundado por las hermanas capuchinas en 1932, este colegio sobresale por su arquitectura tradicional isleña, construido con madera pintada de colores claros y con amplios balcones. Es la única edificación de la isla que sobrevivió al fuerte huracán de 1940 y fue declarado Bien de Interés Cultural de la Nación. Continúa funcionando como escuela femenina de estudios primarios y sirve de vivienda para las religiosas de la congregación capuchina.