Su gran interés reside en las enormes rocas que conforman una elevada pared, que va de los 20 a los 130 metros de altura y se extiende por 3 kilómetros.

Este escenario es ideal para la práctica de deportes extremos como escalada y rápel; y al llegar a la cima, los deportistas observan un imponente paisaje. Además de la práctica de escalada en roca, en la laguna de Suesca puedes realizar pesca deportiva.